La Metafísica y la Salud



Cada día que pasa sabemos más del funcionamiento de la naturaleza, al mismo tiempo que intentamos responder a preguntas inquietantes como: ¿Por qué caemos enfermos? O ¿por qué se desarrolla un cáncer en nuestro pecho y no en el colón? O ¿por qué padecemos un tipo de enfermedad en vez de otra?, o sobre todo ¿por qué sucede ahora cuando todo parecía ir bien en mi vida? A lo largo de la historia de las ciencias médicas estas preguntas han conseguido muy pocas respuestas. Sólo muy recientemente la psicosomática, la ciencia que estudia la relación de los pensamientos y las emociones en el nacimiento de las enfermedades físicas empieza a dar alguna respuesta. Incluso la medicina paralela, no convencional o alternativa, tiene muchos problemas en su afán de ser lo más “científico” posible, para entender o explicar estas cuestiones.

La gran mayoría de las personas atribuyen a la suerte, o al azar, o quizás a un poder superior la causa y la razón de todo lo que les acontece en la vida. Por ello nunca intentan verificar la verdad sobre los hechos que les ocurren y prefieren optan por una actitud conformista, alimentando una postura interna de víctimas que las hace sentirse apenadas. Quedan hipnotizadas por la idea de su impotencia frente a ciertos acontecimientos que consideran difíciles y sobre los que no desean tener ningún control ni responsabilidad.

Es común en las situaciones dolorosas que nos afectan a nosotros mismos o a familiares cercanos que las personas se acobarden, en vez de resistir con valor y determinación. Muchas personas cuando no entienden la causa de ciertas desgracias justifican su conformismo con frases como: “Dios o el destino lo quieren así” o “Nada acontece que no tuviera que acontecer”. Mientras otros prefieren revelarse para intentar desvelar la verdadera realidad de los hechos. El conformismo o la rebelión nos mantiene en una actitud de victima. Y el victimismo es sin duda el mayor obstáculo para nuestro progreso.

¿Quizás tú también pienses de esa manera y creas que es la suerte o el azar, los accidentes, las catástrofes, los dramas o las alegrías, en definitiva todos los acontecimientos que se suceden a lo largo de nuestra vida, son independientes de tu voluntad? Quizás consideres que es la casualidad lo que provoca las situaciones desdichadas e imagines que existe algo exterior moviendo los hilos de tu vida, sin que tú tengas ninguna participación en ello. ¿Quizás pienses que tus problemas son provocados por la envidia de otros o qué es el destino y no tu condición interna? Si crees en esto, probablemente vivas en medio de las amarguras del sufrimiento, debido a que te dejas llevar por el ritmo de los acontecimientos y sometido al dominio de una fuerza que consideras independiente de tu voluntad. Pensar de esta manera causa muchas complicaciones y sufrimiento e impiden la expresión de la vida. Aquel que se juzga victima cree que está en el mundo para sufrir. Alimentar pensamientos de este tipo no le permitirán usar el poder transformador de los acontecimientos desagradables y edificar una vida mejor.

Si padeces algún problema físico es importante que descubras que aspecto de tu vida no está fluyendo adecuadamente. La enfermedad es la manifestación de nuestros conflictos internos. Antes de que la somatización ocurra la persona presenta ya problemas de orden emocional como angustia, depresión, miedo... Esta condición interna es un aviso de que su actuación en la vida es inadecuada a su carácter. Denota una postura de alguien que se boicotea a sí mismo por satisfacer a otros y se desvía de su verdadero Ser. La razón de que este mecanismo exista es para servir de alerta y no para castigarnos. Es la forma en que podemos ser conscientes del daño que nos causamos a nosotros mismos. Desde el momento en que hay una reubicación interior, la armonía se altera y consecuentemente se altera la salud.




¿Qué es la Metafísica?

La METAFÍSICA es una enseñanza que se ha puesto muy de moda en el mundo entero, pero no es nueva, es tan antigua como los tiempos más remotos; tiene su origen cuando se diferenció el universo visible o manifiesto del inmanifiesto o invisible, quedando como “metafísica” lo inmanifiesto. Según la Biblia, la Metafísica surgió cuando Dios separo los cielos de la tierra, la tierra significa lo físico y el cielo lo metafísico. Por eso metafísico es todo lo que no podamos tocar ni ver.

Hay dos definiciones que damos de Metafísica: la académica, filosófica y universitaria, la otra que es coloquial.

Desde el punto de vista escolástico, Metafísica es y quiere decir “más allá de lo físico”, la ciencia que estudia todo aquello que existe, pero que no se ve ni se toca, porque está más allá de lo físico, que trata todo lo que está invisible a los sentidos físicos. El amor, la fe, la belleza, la fe son asuntos que existen pero que nadie los puede ver en si mismos, solo pueden ser observables sus manifestaciones.

La Metafísica es la ciencia que contiene la Sabiduría de todo lo que está más allá de lo percibido por los sentidos en el plano físico. Esto es, que estudia todo lo que el ser humano no puede percibir con el vehículo físico, pero si comprender por un aspecto de su cuerpo emocional, mental y demás cuerpos sutiles.

Coloquialmente se la define como El ARTE DE SER FELIZ, una filosofía práctica para la vida diaria, teniendo como base el CONOCIMIENTO DE UNO MISMO, comprender que nuestras vidas están determinadas por el PLAN DIVINO DE -PERFECCIÓN y que a veces es entorpecido haciéndonos vivir infelices y sufriendo debido al uso negativo del Principio de CAUSA Y EFECTO o KARMA y de MENTALISMO unido a los sentimientos y que las causas negativas las podemos cambiar favorablemente haciendo uso de la LEY DEL PERDÓN, la práctica del CRISTO y la ORACIÓN CIENTÍFICA.

La Metafísica también se ocupa de resolver los problemas de la vida, comprendernos a nosotros mismos, ser consciente de nuestros actos, que la mente es un poder que puede ser utilizado para orientar la vida constructivamente, erradicando la mala voluntad, la ignorancia, el odio, la depresión, la enfermedad, la lucha y el rencor de nuestras vidas, procura todo esto de acuerdo al cumplimiento de los Siete Principios Universales, los Siete Aspectos de Dios, el conocimiento interno de Los Siete Cuerpos, especialmente la practica del Cristo Interno y la revelación de los poderes ocultos naturales que todos llevamos dentro, para no seguir siendo víctima de las circunstancias.

La Metafísica te da la explicación de todo lo que no entiendes, lo que está oculto, que no tiene una razón de acuerdo al intelecto material y a los sentidos físicos. En todo momento, la Metafísica nos explica que lo único que Dios desea para nosotros es el bien. Tampoco es propiedad exclusiva de nadie en especial. Nos pertenece a todos por igual, seamos cristianos o de cualquier religión, teósofos, esotéricos, Nueva Era o de otra tendencia, porque los Maestros que la revelaron no la dieron como propiedad exclusiva de nadie. La Metafísica engloba todas las enseñanzas, filosofías, estudios religiosos que han existido hasta ahora en el Planeta Tierra y no es necesario ingresar en órdenes o sectas para estudiarla.




La relación entre la Metafísica y la Salud

Es frecuente que muchas personas se pregunten: ¿Cómo puedo sanar mi cuerpo físico sin medicamentos?, ¿Cómo puede la metafísica sanar a una persona?, ¿Es posible o es un fraude este tipo de curaciones?.

La metafísica no esta en contra de la Medicina Científica, tampoco insta a la gente a que dejen de acudir a los médicos, clínicas y hospitales autorizados legalmente. Las personas que realizan este tipo de curaciones y tratamientos saben que la salud es primordial, por lo que se complementan con la medicina científica.

Los Médicos y Deportistas tienen una frase: “Mente sana en cuerpo sano”; si la analizas encontraras la relación entre lo físico y lo no físico, entre lo científico y lo metafísico. Los metafísicos insisten en la importancia que reviste la armonía entre el cuerpo y la mente, procurando la tranquilidad del paciente a través de un estado de tranquilidad mental, reposo corporal, confianza y fe para lograr la curación sin fanatismos, es por esto que ambos campos son complementarios.

Nuestra mente esta dotada de facultades extraordinarias, asombrosas, de las cuales conocemos muy poco; los científicos en el campo de la medicina en países desarrollados, están investigando todo lo relacionado con la sanación mental , o en sus palabras: “curaciones o sanaciones milagrosas”. Les asombra que sean más frecuentes las sanaciones por medio de la fe, las oraciones, los mantras, la música, los cristales, las esencias, los colores, el yoga, la meditación, la imposición de manos para transmitir energía, la sanación angélica y la curación con animales (como delfines, perros caballos) etc, y a la conclusión que han llegado es que estas curaciones se basan en los principios universales de Fe, Voluntad y Convicción.

Por experiencia en este campo sabemos que muchas enfermedades o molestias físicas tienen sus orígenes en los campos mentales y emocionales, tal como se detalla en la publicación "Las Emociones y su Relación con nuestra Salud", por lo que las técnicas metafísicas de sanación trabajan energéticamente a nivel de estos campos (cuerpos mentales y emocionales) limpiando energías emocionales densas y dañinas para el cuerpo físico como los odios o temores reprimidos por años. Otro ejemplo de esto son las terapias del perdón, que ayudan a las personas a reconocer y liberarse de sentimientos negativos escondidos desde edades anteriores, tratamiento que permite que las personas liberarse de una determinada molestia o enfermedad frecuente en su cuerpo.



Muchas personas no ven la necesidad de trabajar en su dimensión mental o emocional, simplemente por qué no lo ven, o no creen que exista. Ellas no son conscientes que el árbol de la enfermedad tiene sus poderosas raíces en estos campos y que aunque hayas eliminado los síntomas, la enfermedad, ese tronco de dolor, con el tiempo volverá a florecer. La curación global consiste en curar nuestro cuerpo, sanar nuestras emociones y restaurar nuestro espíritu para que desde este nivel tan profundo se pueda extender la salud a todo el cuerpo. Sólo cuando este proceso es completo puede hablarse de curación.

En las próximas publicaciones trataremos de forma mas amplia sobre los principios y técnicas conocidas en esta rama complementaria a la salud humana, ya que consideramos importante que todas las personas sean conscientes sobre como poder ayudarse a si mismas y a otras personas, como complemento a los tratamientos de medicina científica y alternativa.



Referencias:

- "Manos que Curan" - Barbara Ann Brennan

- Portal Metafísica Perú (http://www.metafisicaperu.com)


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Bloggerizado por Havellcar - Premium Blogger Themes | Web Hosting Coupons