Consejos para una alimentación saludable en el trabajo



Comer bien y sano puede ser muy sencillo si te lo propones, incluso en la oficina. Llevar una dieta sana es esencial para tener una visa saludable. Pero puede ser a la vez un reto debido a nuestros hábitos y estilo de vida tan acelerados. Muchos comemos lo que es más fácil, en lugar de ingerir alimentos saludables. Es necesario conservar el equilibrio de la cantidad y la calidad de nutrientes que le damos a nuestro organismo, especialmente para quienes cumplen jornadas largas de trabajo.

La gran mayoría de desórdenes y enfermedades que presentan las personas en los centros laborales se pueden prevenir optando por estilos de vida y hábitos de alimentación que pueden tener un impacto importante en nuestra salud.



Afortunadamente existen varios cambios simples que puedes hacer y que tendrán un gran impacto en tu alimentación, debido a que no requieren de tiempo ni de dinero extra, ya que son fáciles de seguir. Aquí te damos una serie de puntos sobre los que debes reflexionar seriamente cuando llegue la hora de comer en el trabajo, que es la mayor parte de la semana.

No omitir ninguna comida, especialmente los desayunos. Sal de casa tomando un desayuno saludable que contenga frutas y productos integrales.

Lleva al trabajo alimentos saludables. Puedes "picar" durante la mañana frutas y verduras, así obtendrás el beneficio de las vitaminas y los minerales que éstas contienen. De esta manera también pierdes el apetito y el interés por alimentos que no son tan saludables. La fibra de las frutas y las verduras te harán sentirte más satisfecho durante más tiempo.



Evita el exceso de cafeína, tratando de controlar el consumo de gaseosas, café, té y bebidas energizantes.

Reemplaza los dulces. Evita opciones de medias mañanas o medias tardes que contengan muchas calorías o mucha azúcar, como caramelos, galletas, panes, gaseosas o refrescos, éstos no ofrecen ningún valor nutricional y en pocas horas volverás a tener hambre. En su lugar también comer frutos secos.

A la hora del almuerzo puedes elegir por ejemplo, de entrada: ensaladas frescas, como plato de fondo: arroz integral en lugar de arroz blanco. Si tienes la posibilidad de llevar la comida de casa no la desaproveches. De esta manera controlas la calidad de nutrientes y su tipo de preparación.

Elige alimentos más saludables. En lugar de sal, utiliza hierbas, especias y otros condimentos con bajo contenido de sodio para sazonar tus alimentos. Evita el exceso del consumo de salsas y ajíes.



Toma decisiones saludables. Evita la comida rápida o fast.foot, estas suelen incluir muchas grasas de origen animal (las cuales favorecen la aparición de altos niveles de colesterol dañino) y demasiada sal (que a mediano plazo aporta un alto riesto de hipertensión).

Llevar tu almuerzo desde casa presenta una buena alternativa. Es importante reservar siempre un espacio para verduras y frutas frescas, que mantenga las vitaminas y propiedades nutricionales que en muchoas casos pierde la comida caliente o con el paso de las horas.

En cuanto a los restaurantes o los menus de los comederos de las empresas, depende de nosotros mismos la correcta elección de los platos, que diariamente conformarán nuestra dieta. Evita elegir preparaciones que contengan muchos condimentos y frituras.

Estas sencillas pautas pueden lograr que el hecho de comer fuera de casa siga siendo saludable, y sobretodo tan seguro y placentero. Si puedes comer acompañado mucho mejor. Será mucho más relajado, y tanto la ingesta como la digestión serán mejores; es un buen momento para relajar tensiones y compartir con los compañeros de trabajo.


Beneficios de Comer Saludable

El comer saludablemente reducirá los riesgos de:
  • Afecciones cardiacas y derrame cerebral.
  • Presión arterial alta y riesgo de padecer diabetes.
  • Riesgo de padecer cáncer.
  • Evitar los problemas de sobrepeso u obesidad.
  • Tener más energía en tus actividades diarias y en el trabajo.
  • Una buena calidad de vida.




Referencia:

Revista Vivir Saludable - Edición Setiembre - Octubre 2012
Artículo "Consejos para comer sano en la oficina" de Lic. Nutrición Susana Monzón Llave



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Bloggerizado por Havellcar - Premium Blogger Themes | Web Hosting Coupons